Y te acercas...

Lucha constante entre mis pensamientos que en esta tarde no distinguen lo negro del blanco.

Caricias de cielo nublado que provocan suspiros y largos deseos como si pedir sólo fuera la insinuante sensación de lo que no es.

Labios resecos, lengua que lame y no encuentra. Manos en tinta que evoca reminiscencias, que plasman, que delinean y forman rostros disformes, monstruos poéticos indescifrables.

Mirada perdida y ansiosa que sólo cuenta los segundos perennes, los muertos que acallan con sonrisas distantes y escandalosas que me atrapan y me muerden.

Y te acercas porque empiezo a sentirte...

Y te acercas a gritarme que por favor hoy duerma y no escriba tantas letras que ellas también necesitan un descanso...

Y te acercas noche a dejarme el vacío de la oscuridad...

Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿De nuevo yo?

Cumplir un año más...

Parece mentira