Se produjo un error en este gadget.

miércoles, agosto 31, 2005

Y si tengo letras, la verdad no sé en dónde las dejé, tal vez se quedaron con mis ganas o quizá también se me fueron... pero lo más seguro es que se hayan ido contigo...

lunes, agosto 22, 2005

Más tiempo...

Transcurre lento, rápido y la mayoría de las veces sin sentido, me toca despacio y me hace despertar cuando intento viajar a otros mundos...

Han iniciado mis clases en la Universidad desde la semana pasada y ahora pues ando apurada ya que mi carrera cada vez exige más esfuerzos y sacrificios de mi parte y como el compromiso es mayor tengo que resistir.

Los maestros locos, algunos peor que yo, otros en su mundo y sus planes y el resto bien dentro de lo que cabe. Me levanto de madrugada y me cuesta trabajo pues es cuando a mí me gusta estar despierta escribiendo, así que mis horarios se alteraron a al grado tal de que ahora todo el día ando con sueño, ni modo, es parte de lo que me ha de conformar.

Pedí y ofrendé la muerte de mi otra abuela a nuestros antepasados, ojalá ella esté bien y le hayan gustado mis brincos. Pedí y se me concedió el estar otra vez con arreglos en mi vida, todo va tomando su lugar sin que mueva yo un sólo dedo. Mi papá ha estado estos días con nosotras y se lo agradezco ya que la extrañeza que sufre mi cuerpo no se siente mejor que a su lado.

Hoy, cumple MAMI diez meses desde que su cuerpo regresó a la tierra y la extraño mucho, todos los días pienso en ella y todas las noches le hablo al oído para contarle mis secretos. Sé que no me ha dejado del todo ya que aún sigue dándome el consuelo que requieren mis sollozos, sé que sigue y me ayuda a terminar mi carrera aunque me dé de topes en la pared cada que algo me sale mal, sé que está cuando bebo la dosis del mal de amores y no se cansa de darme los consejos que requiere el misterio en el que me metí con todo el placer que me es necesario. Sé que está conmigo y ése es mi consuelo.

Así que pido a mis demonios más tiempo porque el que tengo ahora se consume...

sábado, agosto 13, 2005

La otra realidad...

Sonidos de mi ayer que me recorren sin misericordia, sonámbula ando entre mis escritos que tratan de manifestar sensaciones incompletas porque me es un tanto complicado dejar plasmado el sonido de los sollozos que no surgen.

La otra realidad me dice que haga caso del consejo que mi muerte me da, al lado izquierdo he descubierto que siempre me vigila y entre mis sueños se aparece. He querido expresar que me gustaría desenterrar a mis fantasmas para tener sus cenizas más cerca, no sé si sea buena mi idea pero no la he dejado de pensar durante algunos meses ya.

A mi noche querida es a la que le ofrendo estos días de espiritualidad y trabajo arduo, es mi amante y compañera, así que todo lo bueno que pueda tener es para ella y para los que me hablan quedito cuando duermo.

La otra realidad, espero conocerla y haré lo posible para saber de quién se trata...

viernes, agosto 05, 2005

Gracias...

Y me he dejado caer en la noche fría, me gusta la sensación de navegar sin rumbo aunque tenga un camino trazado y el resto sólo sea el bosquejo de mi entelequia.

He disfrutado todos estos días de la compañía de seres queridos, unos que no veía hace tiempo y otros a los que no sabía que seguían ahí, apoyándome a ser yo alma que vuele sin alas en la espalda y sin piedras de ayer.

Me hicieron festejar el nuevo año que tendrá mi vida y que voy a recorrer sin saber cómo. Abrazos, alientos, miradas seguras que me han dicho todo sin hablar, gracias por esto.

Visité el lugar de la noche: Yohualichan, en donde he sentido una energía que creí inédita. Los pies se me pegaron al suelo como diciéndome que no me alejara de tanta paz pero tuve que volver pues aquí dejé mis letras y mi sentimiento.

Fui a la sierra y casi he tocado el cielo, las estrellas me acariciaron el rostro mientras tenía el licor en la sangre. Visité a los difuntos de madrugada y no me dio miedo pensar en la muerte como en otras noches, sólo me dejé llevar por el encanto de su misterio ya que ellos no me confesaron qué es “sentir” la existencia del otro lado de la esfera.

Estuve junto a la montaña y ésta me congratuló dejando caer una cascada preciosa, el agua muy fría en donde no quise entrar prefiriendo así arrojar secretos que se renueven con la tierra. Saliendo, el paraíso lloró y me empapó con sus lágrimas, no tuve más remedio que seguir caminando y agradecer la bendición que me recorría el cuerpo.

Ya sólo disfruto estos pocos días de vacaciones pues la Universidad empieza a mandar señales de regreso, ni modo, de nuevo a las andanzas.

Gracias a todos los que visitaron esta jaula en mi cumpleaños... abrazo fuerte de demonios y beso tierno de mujer...